Idioma [ Català  |  English ]

SEMANA MEDIEVAL EN MONTBLANC


La Semana Medieval en Montblanc es una fiesta popular, merito y fruto del esfuerzo de todo un pueblo en movimiento. Desde hace más de veinte años, la Asociación Medieval de la Leyenda de San Jordi de Montblanc ha tenido el cuidado de organizar las semanas medievales que se celebran anualmente alrededor de la Diada del patrón de Cataluña.  
 
 
La Semana Medieval aporta una visión histórica, la del siglo XIV, la época dorada de la Villa Ducal con uno de sus espectáculos más emblemáticos, la representación de la Leyenda de San Jordi, coincidiendo con el hecho que el folclorista catalán Joan Amades sitúa Montblanc como la población donde San Jordi mató el dragón.
 
 
Este año, del 23 de abril al 3 de mayo ha tenido lugar la XXII Semana Medieval de la Leyenda de San Jordi en Montblanc con la presencia de reyes, reinas, nobles, pueblo, caballeros, banderas, tambores, trompetas, jinetes, esclavos, bufones, arlequines y un largo etcétera de escuderos y arqueros.  
 
 
A lo largo de la Semana se representan los espectáculos de pequeño formato por las plazas y calles de la villa; la celebración del mercado medieval se complementa con el mercado de vinos y cavas y la muestra de oficios ofrece la oportunidad de ver los trabajos de los artesanos con herramientas y técnicas que hoy por hoy ya han quedado obsoletas.
 
 
En el fosar de la muralla de San Jordi, los caballeros de las cuatro casas nobiliarias montan un campamento militar medieval. En esta escuela caballeresca los más pequeños pueden participar en diferentes talleres, juegos y actividades como el tiro al arco, el taller de elaboración de flechas y paseadas a caballo.
 
 
El concurso de juglares recupera el espíritu que se vivía en la época medieval y revive la tradición oral que se desplaza de villa en villa por medio de la figura de los juglares y trovadores.
 
 
Como novedades a la XXII edición, el Paso de Ronda y las Noches Malignas. El Paso de Ronda consiste en una visita guiada teatralizada por Montblanc medieval y las Noches Malignas son garantía de la diversión, el espectáculo, la fiesta y la música en el marco de una gran taberna con escenarios, decoración y jarras de cerveza, espadas y armaduras.
 

Además la entrada de la rosa, el Dracum Nocte, las rondas de trovadores, la cena real, el torneo medieval y la recreación histórica de las Cortes Catalanas celebradas en la población entre los siglos XIV y XV son un reflejo de la vitalidad de los montblanquins que contagian de la catarsis colectiva a padres, madres, abuelos e hijos.

 

Web de referencia:

www.setmanamedieval.org